LA DESOCUPACIÓN 1

6 Ago

LA DESOCUPACIÓN

Es un tema relacionado a otros, el analizar la desocupación implica conocer los mecanismos de los sistemas de producción de nuestras sociedades, cuestiones culturales, legales, históricas, políticas, demográficas.

Yo creo que se pueden hallar tratamientos efectivos para reducir los índices de desocupación de los países, evidentemente dentro del contexto político, económico y legal de cada país. Una fórmula bien conocida y efectiva es por ejemplo el efectuar políticas de disminuyan los costos laborales para las empresas, sin embargo esto genera conflictos cuando se trata de aplicarlos por los efectos inmediatos de pérdida de capacidad adquisitiva de la población laboral afectada.

Por otro lado se trata de establecer leyes laborales que permitan el despido o disminuyan sus costos, lo cual es válido para incentivar la inversión y por ende el empleo, pero al mismo tiempo genera zozobra, daño económico y frustración a los afectados.

También está por ejemplo las pensiones a los desocupados, un paliativo costoso pero socialmente efectivo.

Vamos a ilustrar el fenómeno con nuestro modelo de sociedad primitiva bajo el contexto de la división de trabajo lo cual nos permitirá comprender mejor el fenómeno en las sociedades modernas complejas.

Modelo primitivo

Acudiendo a nuestro modelo de sociedad primitiva en el que se ha logrado un equilibrio en la división de trabajo, los miembros de una tribu se han repartido el trabajo y los frutos de éstos los distribuyen entre todos; así, por ejemplo hay un grupo de cazadores que al final del día traen a la aldea las bestias cazadas, por otro lado están los que confeccionan ropas con las pieles de los animales cazados, los que preparan la comida de los fiambres de los cazadores, los que construyen las viviendas, los que educan a los niños, etc. , todos ellos ocupados en sus quehaceres diarios solo se preocupan por cumplir la tarea que se les ha otorgado porque a cambio de esto recibirán lo que necesitan para vivir que les proporcionarán los otros grupos de trabajo.

En este modelo, cómo se originaría la desocupación?, supongamos que este fenómeno se presente, podemos asumir que sería una falla del sistema, quizá inevitable, pero que se podría corregir.

Las variaciones demográficas

Una de las primeras causas de la desocupación sería la característica dinámica del mecanismo de la división de trabajo. Evidentemente cuando hablamos de una sociedad donde se ha distribuido bien o eficientemente los trabajos, de tal manera que se produce lo necesario para la población, al mismo tiempo los pobladores tiene las habilidades y ocupaciones precisas para ese volumen de producción. Pero la población varía, hay nacimientos, muertes, emigraciones, inmigraciones, cambios de condición física por la edad y otros aspectos que hacen que se presenten desajustes en la división de trabajo, que por ejemplo haya más cazadores que los necesarios, o menos maestros de escuela que los necesarios, o más curanderos que los necesarios. Tiene que transcurrir un tiempo hasta que estos desajustes se corrijan haciendo una redistribución de trabajo, pero durante ese tiempo hay desocupación o lo contrario que podría ser que faltan personas para efectuar trabajos necesarios.

Se puede decir que este tipo de desocupación es inevitable, es por la misma naturaleza dinámica del crecimiento poblacional.

A la gente desocupada por esta causa se podría aplicar algunas medidas para que no sean afectados en adquirir los bienes necesarios para su subsistencia, porque si la sociedad es estricta en las reglas de juego de la división de trabajo, si estas personas no están formando parte del sistema de producción no deberían gozar del fruto del trabajo de los que sí están integrados al sistema productivo. Para evitar que estas personas sean afectadas (si es que la sociedad se interesa por ellos) y al mismo tiempo aplicar los desajustes de la división de trabajo, se les debe reasignar tareas, si eran cazadores ahora podrían ser constructores de viviendas, si eran cocineros ahora podrían ser maestros de escuela, es decir hacer una reconversión rápida para mantener la estructura de la división de trabajo en su dimensión necesaria.

Por otro lado la sociedad primitiva que estamos analizando debería tener en cuenta este fenómeno de desocupación debido a desajustes de la división de trabajo y dimensionar su sistema productivo con un pequeño excedente para que compense a los que hay quedado desocupados, es decir si los cazadores cazaban 5 venados al día para alimentar a 100 personas que están haciendo otras tareas productivas, podrían cazar adicionalmente un venado adicional por semana para los desocupados.

En nuestro modelo de sociedad primitiva hay 20 cazadores que tienen que entregar a su tribu 5 venados diarios para alimentar la población de 100 personas. Esa sería una distribución óptima de trabajo que habrían encontrado luego de varios intentos

En nuestro modelo de sociedad primitiva hay 20 cazadores que tienen que entregar a su tribu 5 venados diarios para alimentar la población de 100 personas. Esa sería una distribución óptima de trabajo que habrían encontrado luego de varios intentos

Cambios tecnológicos

La tecnología obedece a las necesidades de la sociedad, una sociedad donde hay ciudades, es decir grandes concentraciones de pobladores requiere de soluciones tecnológicas de distribución de agua, de alimentos, de transporte, etc. La tecnología va acompañada con el crecimiento de la población y el enfrentarse a una escasez de recursos frente a la demanda de la población.

El fenómeno de la escasez lo describiremos más adelante como un factor de la desocupación. Por el momento veamos un caso de desocupación debido a un avance tecnológico.

Digamos que en nuestra sociedad primitiva utilizan lanzas para la caza, pero debido a la habilidad creativa de algunos de sus miembros inventan la flecha que les proporciona múltiples ventajas tales como:

  • Mayor alcance en cuanto a la distancia de la presa.
  • Mayor velocidad del proyectil siendo más efectivo respecto a la huida de la presa.
  • Menos fuerza humana por tanto menos fatiga.
  • Mas pequeño para su transporte.
  • Mucha mas cantidad de proyectiles por persona, la lanza era solo una por persona y reutilizable.

Todas esas ventajas hacen que si antes eran necesarias 20 personas para cazar 5 venados por día, ahora solo son necesarios 15 personas para cazar lo mismo; eso conlleva a que se produzcan 5 desocupados en esa tribu.

En la tribu bajo estudio se ha inventado la flecha y esto permite cazar 5 venados diarios con solo 15 cazadores, lo cual, si se cumplen estrictamente las reglas de distribución de trabajo implica que habrían 5 cazadores desocupados

En la tribu bajo estudio se ha inventado la flecha y esto permite cazar 5 venados diarios con solo 15 cazadores, lo cual, si se cumplen estrictamente las reglas de distribución de trabajo implica que habrían 5 cazadores desocupados

¿Qué hacer al respecto?.

Una sociedad insensible y egoísta podría decir a los 5 desocupados “ustedes están demás, búsquense otra tribu”, lo cual veremos más adelante podría justificarse en casos de problemas de escasez.

Pero si los recursos de la tribu (espacio, animales de caza disponibles, etc.) son suficientes para que continúen esos 5 miembros en la tribu, simplemente corresponde hacer una redistribución de tareas; hay que tener en cuenta que con el uso de las flechas ahora es necesario menos cazadores pero para cazar la misma cantidad, es decir que hay suficiente alimento aún para los 5 desocupados, de tal manera que éstos podrían estar descansando el día entero y al final podrían recibir los bienes producidos por el resto de la población sin generar desequilibrio en la actividad económica; desde este punto de vista ese invento de las flechas ha sido oportuno y sirve para producir lo mismo con menos esfuerzo y la sociedad continúa funcionando. Pero se romperían las reglas de equidad si a esos 5 desocupados no se les asigna tareas y reciban gratis los bienes producidos por los demás.

La eventualidad de 5 cazadores parados (sin empleo) no tiene por qué perjudicar a nadie, con una redistribución de trabajo la producción de la tribu se puede mantener y en general los habitantes tendrían un mayor tiempo para otras actividades beneficiosas como la exploración, investigación medicinal, etc.

La eventualidad de 5 cazadores parados (sin empleo) no tiene por qué perjudicar a nadie, con una redistribución de trabajo la producción de la tribu se puede mantener y en general los habitantes tendrían un mayor tiempo para otras actividades beneficiosas como la exploración, investigación medicinal, etc.

La pregunta que surge de este caso es que si esa sociedad ha podido formar una división de trabajo eficiente digamos con 100 habitantes, produciendo exactamente lo necesario para esos 100 habitantes; por qué no podría ahora reorganizarse para producir lo mismo sabiendo que solo se necesitan 15 cazadores?. Entre tantas alternativas que podrían surgir, me parece que algo equitativo que se puede hacer es redistribuir los trabajos, y finalmente se van a continuar produciendo para 100 habitantes pero con menos esfuerzo general. Por ejemplo, de esos 5 desocupados uno de ellos continúa en el equipo de caza, eso va a generar que hay menos esfuerzo general de todos los cazadores en cazar los 5 venados diarios; por otro lado los otros 4 desocupados hacer lo mismo en las otras tareas para que el resto de la población continúa produciendo lo mismo pero con menos esfuerzo.

Esta nueva situación va a producir un tiempo ocioso de los pobladores que lo pueden aprovechar en:

  • Diversión, es decir disfrutar mejor de sus vidas.
  • Satisfacer sus instintos de curiosidad e investigación, lo cual puede servir para sus proyectos de supervivencia a largo plazo.
  • Explorar nuevos territorios, buscar nuevas fuentes de recursos.

Todo eso conlleva a un desarrollo.

Lo que sería contraproducente y absurdo sería que el invento de la flecha conlleve a 5 miembros de la tribu expulsados y expuestos a sobrevivir en situaciones de indigencia o de peligro, y que encima se les diera un discurso que es la oportunidad de sus vidas para desarrollarse, aunque podría ser cierto en situaciones de suerte a algunos de eso miembros, por ejemplo que uno de ellos emigre a otras tribus y encuentre una vida mejor en una tribu bien desarrollada que valora sus habilidades de cazador, pero por lo general sería la excepción.

De alguna manera cualquiera de las causas de la desocupación en esa sociedad tribal serían manifestaciones de lo que hemos descrito, es decir de variaciones en la población o avances tecnológicos. Hemos visto cómo se podría enfrentar a estos caso para el caso de esta tribu, luego extenderemos nuestro análisis a una sociedad moderna.

Previamente veamos una situación más de origen de la desocupación.

Escasez de recursos

Los recursos son, para nuestra sociedad tribal, la naturaleza, es decir:

  • Espacio disponible para vivir.
  • Bosque para ejercer la cacería.
  • Río o lago para proveerse de agua.
  • Un clima adecuado que permita vivir en condiciones adaptables para el cuerpo.
  • Geografía adecuada para protegerse de peligros como animales salvajes, tribus hostiles, desastres naturales.

Con el desarrollo de la estructura productiva de la sociedad los recursos serían más sofisticados tales como:

  • Mar cerca para la pesca.
  • Plantas adecuadas para fabricar herramientas de cacería.
  • Terrenos fértiles para la agricultura.
Un caso de escasez de recursos sería una severa sequía, el agua es indispensable para la vida, la falta de ésta para el total de la población de una sociedad produce una crisis en la misma.

Un caso de escasez de recursos sería una severa sequía, el agua es indispensable para la vida, la falta de ésta para el total de la población de una sociedad produce una crisis en la misma.

La cantidad adecuada de estos recursos tiene que encajar en las necesidades de la población; si, por ejemplo la población crece y el río disponible no es suficiente para sus necesidades dado que hay períodos de sequía, deben tomar medidas en buscar nuevas formas de abastecerse de agua, puede ser emigrando a un lugar donde hay un río más caudaloso que les permita tener buenas reservas de agua, o si los animales del bosque se están extinguiendo o alejando, deben buscar nuevos bosques o caminar mucho más para alcanzar presas.

Puede llegar una situación en la que a corto plazo no tiene los recursos suficientes para toda la población pueden tomar medidas de emergencia como las de un control drástico de natalidad, como ocurría y ocurre en tribus salvajes, el matar a los niños que nacen en un exceso de población; o en conquistar los territorios de una tribu vecina en una guerra tribal.

En todo caso la falta eventual de recursos conlleva también a la desocupación. Por ejemplo, regresando a nuestro ejemplo de la tribu de cazadores; llegan a una situación en la que no hay suficientes venados para cumplir su meta de 5 venados diarios, solo pueden cazar diariamente 3 venados y se toman medidas de racionamiento de alimentos, una redistribución de trabajos, y finalmente pueden quedar desocupados 5 cazadores. En esta situación la producción de esa sociedad tendría que reducirse ahora para una población de 95 personas en lugar de 100; en esta situación efectivamente esos 5 cazadores se quedarían sin posibilidad de reubicarse en otras actividades y necesariamente tendrían que emigrar.

En realidad la falta de recursos provocaría situaciones sociales de supervivencia críticas con víctimas inevitables.

Una de las maneras de enfrentar a este problema es lo que nuestras sociedades han estado efectuando hace muchos siglos. En el caso de nuestra sociedad tribal una solución sería justamente el invento de la flecha; si ese invento surge justamente cuando se presenta la situación de escasez de presas, las flechas podrían asegurar que se pueda mantener una cacería de 5 venados diarios (suponiendo que el mayor problema era la lejanía de éstos); esta ración aún manteniendo los 20 cazadores, no habría necesidad de desocupar a nadie ni expulsarlos de la tribu.

Si no fuera por los avances tecnológicos las sociedades hubieran colapsado con el crecimiento poblacional y la escasez de recursos, la teoría maltusiana es real, pero el factor tecnológico disminuye su impacto.

Una manera de afrontar la escasez de recursos es la tecnología, si no fuera por los avances tecnológicos nuestras sociedades se extinguirían ante el crecimiento poblacional y la escasez de recursos

Una manera de afrontar la escasez de recursos es la tecnología, si no fuera por los avances tecnológicos nuestras sociedades se extinguirían ante el crecimiento poblacional y la escasez de recursos

La tecnología contraproducentemente también podría atentar contra la supervivencia de los recursos naturales, cierto, una sociedad industrializada puede expeler una contaminación ambiental que puede afectar el sistema climático y ecológico.

Si la tribu no logra tener inventos como la flecha está condenada a una crisis ante una escasez de recursos y puede generase situaciones no solamente de desocupación sino de hambrunas y en el caso más extremo de extinción como pudo haberse producido con los primeros grupos humanos que intentaban salir del continente africano o con los mismos neardentales.

 

Ir a:

https://ciconcept.wordpress.com/sociedad/la-desocupacion/la-desocupacion-2/

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: