Archivo | agosto, 2015

LA DESOCUPACIÓN 2

6 Ago

ANÁLISIS DE LA SOCIEDAD ACTUAL

Como se analizó en otro documento, nuestra sociedad moderna continúa el modo de organizarse basado en la división de trabajo, obviamente con una sofisticación o complejidad formado a lo largo de toda la historia, amparado en legislaciones, culturas, religiones, etc. heredados y en constante evolución.

Las tareas o trabajos actuales son muy diversos, un rompecabezas de millones de piezas que finalmente obedecen a la división de trabajo, es decir forman una estructura de producción en una sociedad determinada tal como un país, que se espera produzca lo que necesitan sus habitantes y mediante el mercado se realiza en intercambio necesario de bienes.

En este escenario las causas de la desocupación siguen siendo los mismos de los de la tribu, evidentemente más complejos de identificar y controlar.

Variaciones demográficas en las sociedades modernas

Actualmente las variaciones demográficas tienen muchas causas:

  • Crecimiento de la esperanza de vida de la población, aumenta el promedio de años de vida de las personas, genera un crecimiento de la población adulta mayor que conlleva gastos en la sociedad como las pensiones y seguros médicos.
  • Disminución de la tasa de mortandad infantil, debido a la mejora de condiciones de salubridad y medidas preventivas.
  • Aumento de movimientos de migración, las facilidades e integración mundial de las comunicaciones.
  • Migraciones internas del campo a la ciudad en busca de una mejor calidad de vida.

Por lo tanto ese porcentaje de desocupados que se mencionaba en la tribu ahora necesariamente existe en nuestras sociedades, la estructura compleja de división de trabajo se va ajustando con los cambios demográficos, mientras se produce el ajuste hay una población de personas en edad de trabajar que no encuentran puesto.

Nuestro análisis inicial de la tribu fue sin considerar un problema de falta de recursos, asumimos lo mismo en este caso, en las sociedades modernas en los casos en las que no haya escasez de recursos el problema de desocupación solo sería originado por las variaciones demográficas que produciría desajustes en la división de trabajo; aunque también en los referido a los avances tecnológicos como mencionamos el caso del invento de las flechas; esto lo comentaremos mas adelante.

Una de las medidas que se mencionó para el caso de la tribu era la de producir un poco más de lo necesario para abastecer a los eventuales desocupados mientras se produce el ajuste de la división de trabajo. Eso podría ser por ejemplo las pensiones a los desocupados; aunque se me ocurre otras medidas medio osadas pero podrían funcionar, formar por ejemplo, islas de sociedades que se autoabastezcan, tengan una estructura de mercado y produzcan bienes y servicios, tengan un presupuesto mixto del estado y privado, pero que sus miembros sean estrictamente personas eventualmente desocupadas, que puedan tener una ocupación mientras se integren al mercado estándar.

La división de trabajo antigua y moderna es dinámica, requiere ajustes cada cierto período cuando hay factores que cambian la estructura de producción tales como aumento de la población, los mecanismos de ajuste son variados y obedecen a las leyes del mercado tales como la oferta y demanda.

La división de trabajo antigua y moderna es dinámica, requiere ajustes cada cierto período cuando hay factores que cambian la estructura de producción tales como aumento de la población, los mecanismos de ajuste son variados y obedecen a las leyes del mercado tales como la oferta y demanda.

Pero cómo se producen esos “ajustes” de la división de trabajo; eso es algo que se produce con los mecanismos propias de nuestras sociedad de acuerdo al tipo de sociedad que hayan formado, en las sociedades capitalistas es el mercado, las leyes de oferta y demanda; en una sociedad socialista o estatistas sería el estado con una planificación.

Algo curioso, puede haber un país que no otorga pensión a los desocupados, pero que tiene leyes laborales benignas que permiten que haya trabajadores en exceso en una empresa, que finalmente las pensiones de desocupación se trasladan a esas empresas. Finalmente las sociedades actualmente realizan medidas de paliativos contra la desocupación, ya sea por pensiones, por leyes laborales benignas, por subvenciones, ayudas sociales, etc.

Uno de los factores de los desajustes actuales puede ser la formación laboral de la población, los mecanismos de que las personas escojan una carrera son basados principalmente en la expectativa de encontrar empleo y sean actividades rentables, un reflejo de la oferta y demanda del mercado; pero como los cambios de las formas producir son dinámicos finalmente puede haber generaciones con excesos de médicos, o escasez de ingenieros, o escasez de policías, o exceso de profesores de escuelas, etc. lo cual obliga a una reconversión de actividades, las leyes del mercado harán que un médico termine siendo policía, o que un ingeniero termine siendo educador. Creo que si bien es cierto para la tribu en mención no era muy complicado identificar y controlar esta situación dado una pequeña población, en nuestras sociedades actuales se puede usar recursos como las ciencias estadísticas e informáticas para tener mejores planes de oferta de carreras y formaciones profesionales y laborales en general.

Uno de los factores de los desajustes en la división de trabajo son la formación de la población, por ejemplo los mecanismos de escoger una carrera profesional en base a las expectativas de desarrollo personal, no siempre es proporcional a lo que la estructura de producción requiere

Uno de los factores de los desajustes en la división de trabajo son la formación de la población, por ejemplo los mecanismos de escoger una carrera profesional en base a las expectativas de desarrollo personal, no siempre es proporcional a lo que la estructura de producción requiere

La clínica egoísta

Presentemos un caso hipotético ilustrativo, una ciudad relativamente grande que, además del servicio de salud pública cuenta con una gran clínica que proporciona servicios de salud a gran parte de la población. Pero la población aumenta y la mencionada clínica no tiene la suficiente infraestructura para cubrir la nueva demanda de salud, más bien aprovecha el crecimiento de demanda para subir sus precios de los servicios. Por otro lado hay un excedente de médicos en esa ciudad los cuales no son aceptado en la clínica por que la infraestructura de la misma está hecha para una cierta cantidad de médicos que no caben nuevos puestos, además que tiene una política de reducción de gastos y no hay nuevas contrataciones. Es decir, por un lado hay una cantidad de pobladores con demanda insatisfecha, por otro lado un grupos de médicos desocupados.

La solución a este problema lo vislumbran los médicos, autoridades y población, es la de abrir consultorios particulares con los médicos disponibles para que cubran la demanda excedente, las autoridades y entidades financieras están dispuestos a otorgar préstamos a los médicos para invertir en sus nuevos consultorios; los pobladores están dispuestos a pagar los servicios que les ofrecen esto médicos. Pero la clínica al enterarse de este proyecto mueve cielo y tierra para que no se abran los consultorios porque temen perder clientes y la competencia; en otras palabras, como el perro del hortelano, ni come ni deja comer.

Supongamos en una ciudad un Clínica que no se abastece para la población creciente ni tampoco tiene puestos para nuevos médicos, esto debería generar la creación de nuevos consultorios donde esos médicos puedan atender a ese excedente de demanda, es una manera de redistribuir los trabajos.

Supongamos en una ciudad un Clínica que no se abastece para la población creciente ni tampoco tiene puestos para nuevos médicos, esto debería generar la creación de nuevos consultorios donde esos médicos puedan atender a ese excedente de demanda, es una manera de redistribuir los trabajos.

Estas situaciones como el de la clínica egoísta no debiera permitirse en una sociedad, en el ejemplo hipotético la apertura de nuevos consultorios es una forma de redistribución de la división de trabajo, hay más pobladores y hay más médicos, se puede abrir un nuevo mercado y todos salen ganando.

En situaciones más complejas, mientras en una sociedad no hay escasez de recursos siempre hay la posibilidad de redistribuir las tareas para menguar la desocupación debido al crecimiento de la población.

El fin del trabajo?

“En el pasado, cuando una revolución tecnológica afectaba al conjunto de los puestos de trabajo en un determinado sector económico, aparecía, de forma casi inmediata, un nuevo sector que absorbía el excedente de trabajadores del otro( … ) Sin embargo, en la actualidad, dado que todos estos sectores han caído víctimas de la rápida reestructuración y de la automatización, no se ha desarrollado ningún sector significativo que permita absorber los millones de asalariados que han sido despedidos” Jeremy Rifkin – El Fin del Trabajo.

Este comentario de Jeremy Rifkin muestra un aspecto de los desajustes de la división de trabajo ante los cambios tecnológicos, lo que vimos en el caso del invento de la flecha en la tribu.

Hace poco me comentó un amigo que vive en los Estados Unidos que hace 5 años había visitado una fábrica de laptops bien automatizado, los operarios eran robots; volvió a visitar la fábrica recientemente y ya no habían robots sino personas como operarios, preguntó al encargado qué había ocurrido con los robots, le respondió “los hemos jubilado, era muy caro actualizar su software para nuestros nuevos modelos de laptops”.

Lo usual actualmente es que haya reducción de personal en una empresa debido a la automatización de sus procesos productivos, Jeremy Rifkins nos pinta el peligro de que esto nos lleve a una sociedad con una alta tasa de desocupados, lo cual aparentemente podría ser cierto debido a la manera cómo se trata los fenómenos que trae consigo las automatizaciones.

La automatización debería ser beneficiosa para el conjunto de la sociedad, si una empresa reduce costos de personal con la automatización, debería haber mecanismos de redistribución de trabajo para las personas afectadas en otras actividades necesarias de la sociedad.

La automatización debería ser beneficiosa para el conjunto de la sociedad, si una empresa reduce costos de personal con la automatización, debería haber mecanismos de redistribución de trabajo para las personas afectadas en otras actividades necesarias de la sociedad.

Pero regresando al ejemplo del invento de la flecha, ese invento debería producir una mejora de calidad de vida en esa tribu en vez de arrojar de la tribu a los cazadores excedentes.

Lo que sucede actualmente es que los que inmediata y directamente se benefician de los avances tecnológicos son las empresas que mejoran sus procesos de producción y reducen gastos en personal; pero no el resto de la sociedad. Eso no es responsabilidad de las empresas, éstos actúan de acuerdo a las reglas del mercado, de la oferta y demanda, de las leyes de la competencia. Si el Estado obliga a estas empresas a tener altos costos de despido y mantiene exceso de personal, indirectamente estarían dando paliativos a la desocupación producida por las automatizaciones previamente a que la sociedad se ajuste a esta nueva situación y redistribuya las tareas de la división de trabajo y finalmente todos disfruten de una mejor vida tal como la tribu.

Si una empresa por ejemplo utiliza un avance tecnológico y reduce personal debido a una automatización de sus procesos, la sociedad debe tener mecanismos de reasignación de puestos a esas personas, incluirlos en proyectos de investigación, de desarrollo, de mejoras en la infraestructura y bienestar de la población, tal como vimos en la tribu, el cual ahora tenía mas tiempo para divertirse, explorar, investigar.

Los avances tecnológicos permiten mejorar el nivel de vida de los habitantes de una sociedad, no tiene por qué ser sinónimo de desempleo.

Los avances tecnológicos permiten mejorar el nivel de vida de los habitantes de una sociedad, no tiene por qué ser sinónimo de desempleo.

Mientras no haya una escasez de recursos los avances tecnológicos no tiene por qué generar desocupación, si se actúa rápida y adecuadamente se puede hacer una redistribución de la división de trabajo que finalmente haga que todos los pobladores mejoren en su bienestar, no solamente las empresas que usan esos avances tecnológicos. Evidentemente el papel del Estado para utilizar los avances tecnológicos en el desarrollo y bienestar general está por descontado.

Una adecuada redistribución de trabajo luego de un avance tecnológico debe permitir a los miembros de una sociedad el disfrutar mas de su tiempo libre.

Una adecuada redistribución de trabajo luego de un avance tecnológico debe permitir a los miembros de una sociedad el disfrutar mas de su tiempo libre.

Aún en situaciones de escasez de recursos, los avances tecnológicos facilitan un uso más óptimo de los recursos reduciendo el impacto de la escasez; si no fuera por los avances tecnológicos, con la población actual del mundo y los recursos naturales disponibles estaríamos viviendo un caos, hambruna, guerras, mortandad, etc.

Pensando en el futuro

La desocupación generada debido a las automatizaciones de los procesos productivos debe ser enfrentada con medidas de redistribución de tareas que finalmente debe ser beneficioso para todos, que de alguna manera estarían produciendo lo mismo pero con menos esfuerzo; más aún, el poblador en su conjunto tendría más tiempo para efectuar otras actividades que puedan ser beneficiosos para la sociedad como medidas preventivas por ejemplo para temporadas de escasez, investigación científica, exploración, etc. Estas actividades que posiblemente no tienen un fruto inmediato en el proceso productivo presente, pueden generar cambios y optimización para enfrentar futuros procesos de crisis en la sociedad, o simplemente puede facilitar infraestructura para una sociedad con población creciente.

Una adecuada redistribución de trabajo luego de un avance tecnológico es realizar proyectos de beneficios a largo y mediano plazo para la sociedad tales como investigación médica, exploración geográfica, exploración espacial, etc.

Una adecuada redistribución de trabajo luego de un avance tecnológico es realizar proyectos de beneficios a largo y mediano plazo para la sociedad tales como investigación médica, exploración geográfica, exploración espacial, etc.

Eso nos da una idea de que una manera de combatir la desocupación es efectuar proyectos de investigación científica (energética, medicinal, agrícola, comunicaciones, etc.) , construcción de infraestructura, exploración de territorio (hasta hace unos siglos lo más común era planes expansivos bélicos), exploración minera o petrolera, exploración espacial, etc. Suficientes proyectos que mantenga ocupados a los desocupados y proporcione frutos a mediano y largo plazo.

Por ejemplo, la construcción del Puente Golden Gate de la ciudad de San Francisco, en plena crisis de la Gran Depresión de EEUU, ayudó a menguar la situación aguda de desempleo de esa época.

Puente Golden Gate de EEUU construido en plena Gran Depresión de los años 20 y 30

Puente Golden Gate de EEUU construido en plena Gran Depresión de los años 20 y 30

Escasez de recursos

Los recursos pueden ser:

  • Riquezas naturales.
  • Infraestructura y desarrollo tecnológico.
  • Potencial físico y educativo de la población.
  • Financieros.
  • Espacio.
  • Situación climática.

Cuando una sociedad no cuenta de algunos de estos recursos que necesita para el total de su población realmente está en problemas.

Los recursos de la sociedad son los naturales, infraestructura, financiera, potencial poblacional

Los recursos de la sociedad son los naturales, infraestructura, financiera, potencial poblacional

En estos tiempos el continente africano es una de las zonas con mucha riqueza natural, sin embargo es una de las zonas de mayor pobreza, el ingreso promedio por persona es de las bajas del mundo. En este caso el problema no es la falta de recursos sino la manera de uso de éstas y de la redistribución en la sociedad.

Pero asumiendo una sociedad con un buen sistema de explotación de sus recursos y distribución adecuada de sus riquezas, la falta de recursos genera un reto para que se aplique soluciones principalmente tecnológicas. Por ejemplo casos como la insuficiente producción agrícola de Japón, o la insuficiente producción de petróleo en un país europeo.

Cuando se presenta una situación aguda de crisis económica en un país acompañado por una creciente tasa de desocupación habría que preguntarse cómo está la situación de los recursos del país, tiene capacidad de producir lo suficiente para el total de la población?, si lo tuviera no tiene por qué tener problemas de desocupación, no hay razón para mantener una población parada cuando pueden ser integrados al sistema productivo; no hay porqué decirles “ya no hay puesto para ustedes” y obligarlos a delinquir, emigrar o mendigar.

Una de las buenas maneras de afrontar este problema, me refiero a una tasa de alta de desocupación en un país donde hay suficientes recursos, es usar un mecanismo moderno, incentivar a la población a formar sus propias empresas, facilitarles el crédito, capacitarlos, etc.

En el Perú eso se ha dado hace varias décadas no por política del Estado sino por el ingenio de la población, se formaron mercados paralelos informales: industria informal, sistemas de educación informal, construcción de vivienda informal, comercio informal, sistemas financieros informales, sistemas de seguridad informal, minería informal, etc. eran los sectores desplazados que formaban su propio mercado. En el Perú hubieron reformas de Estado que incentivaban la formalización de estos sectores, basados en unas propuestas del investigador Hernando de Soto.

En el Perú, una de las maneras de afrontar los desajustes de la división de trabajo debido al crecimiento de la población (en este caso debido a las migraciones a la capital) fue realizado por misma población afectada generando un mercado informal paralelo al mercado formal.

En el Perú, una de las maneras de afrontar los desajustes de la división de trabajo debido al crecimiento de la población (en este caso debido a las migraciones a la capital) fue realizado por misma población afectada generando un mercado informal paralelo al mercado formal.

Finalmente se trata de una redistribución de las tareas en la división de trabajo.

Ante una severa escasez de recursos una de las medidas de emergencia son un drástico control de la natalidad.

Ante una severa escasez de recursos una de las medidas de emergencia son un drástico control de la natalidad.

Pero cuando hablamos de un caso de falta de recursos, la única manera de resolverlos son con medidas de emergencia tales como:

  • Aplicación agresiva de soluciones tecnológicas, en este caso lo recomendable para toda sociedad es la investigación científica y tecnológica como medida preventiva para afrontar situaciones de escasez de recursos.
  • Aplicación agresiva de control del crecimiento de la población, principalmente con medidas educativas y leyes drásticas como el caso de China.
  • Políticas adecuadas y de emergencia para lograr la explotación de los recursos naturales necesarios, por ejemplo se puede tener buenas reservas de petróleo, pero hay que tener una política adecuada de su explotación por los mecanismos financieros internaciones y los grandes inversionistas del sector.
  • Pedir ayuda internacional de los países u organismos financieros.
  • En la historia de nuestras sociedades muchos de estas situaciones se intentaban resolverlo con planes bélicos de expansión territorial, como las antiguas tribus que afrontaban sus problemas de falta de recursos atacando a otras tribus para arrebatarles sus territorios. De alguna manera en la actualizad pueden haber casos de ese tipo, pero una guerra tiene un saldo negativo y a largo plazo no es sostenible, y mucho es menos ético.

 

Anterior:

https://ciconcept.wordpress.com/sociedad/la-desocupacion/la-desocupacion-1/

LA DESOCUPACIÓN 1

6 Ago

LA DESOCUPACIÓN

Es un tema relacionado a otros, el analizar la desocupación implica conocer los mecanismos de los sistemas de producción de nuestras sociedades, cuestiones culturales, legales, históricas, políticas, demográficas.

Yo creo que se pueden hallar tratamientos efectivos para reducir los índices de desocupación de los países, evidentemente dentro del contexto político, económico y legal de cada país. Una fórmula bien conocida y efectiva es por ejemplo el efectuar políticas de disminuyan los costos laborales para las empresas, sin embargo esto genera conflictos cuando se trata de aplicarlos por los efectos inmediatos de pérdida de capacidad adquisitiva de la población laboral afectada.

Por otro lado se trata de establecer leyes laborales que permitan el despido o disminuyan sus costos, lo cual es válido para incentivar la inversión y por ende el empleo, pero al mismo tiempo genera zozobra, daño económico y frustración a los afectados.

También está por ejemplo las pensiones a los desocupados, un paliativo costoso pero socialmente efectivo.

Vamos a ilustrar el fenómeno con nuestro modelo de sociedad primitiva bajo el contexto de la división de trabajo lo cual nos permitirá comprender mejor el fenómeno en las sociedades modernas complejas.

Modelo primitivo

Acudiendo a nuestro modelo de sociedad primitiva en el que se ha logrado un equilibrio en la división de trabajo, los miembros de una tribu se han repartido el trabajo y los frutos de éstos los distribuyen entre todos; así, por ejemplo hay un grupo de cazadores que al final del día traen a la aldea las bestias cazadas, por otro lado están los que confeccionan ropas con las pieles de los animales cazados, los que preparan la comida de los fiambres de los cazadores, los que construyen las viviendas, los que educan a los niños, etc. , todos ellos ocupados en sus quehaceres diarios solo se preocupan por cumplir la tarea que se les ha otorgado porque a cambio de esto recibirán lo que necesitan para vivir que les proporcionarán los otros grupos de trabajo.

En este modelo, cómo se originaría la desocupación?, supongamos que este fenómeno se presente, podemos asumir que sería una falla del sistema, quizá inevitable, pero que se podría corregir.

Las variaciones demográficas

Una de las primeras causas de la desocupación sería la característica dinámica del mecanismo de la división de trabajo. Evidentemente cuando hablamos de una sociedad donde se ha distribuido bien o eficientemente los trabajos, de tal manera que se produce lo necesario para la población, al mismo tiempo los pobladores tiene las habilidades y ocupaciones precisas para ese volumen de producción. Pero la población varía, hay nacimientos, muertes, emigraciones, inmigraciones, cambios de condición física por la edad y otros aspectos que hacen que se presenten desajustes en la división de trabajo, que por ejemplo haya más cazadores que los necesarios, o menos maestros de escuela que los necesarios, o más curanderos que los necesarios. Tiene que transcurrir un tiempo hasta que estos desajustes se corrijan haciendo una redistribución de trabajo, pero durante ese tiempo hay desocupación o lo contrario que podría ser que faltan personas para efectuar trabajos necesarios.

Se puede decir que este tipo de desocupación es inevitable, es por la misma naturaleza dinámica del crecimiento poblacional.

A la gente desocupada por esta causa se podría aplicar algunas medidas para que no sean afectados en adquirir los bienes necesarios para su subsistencia, porque si la sociedad es estricta en las reglas de juego de la división de trabajo, si estas personas no están formando parte del sistema de producción no deberían gozar del fruto del trabajo de los que sí están integrados al sistema productivo. Para evitar que estas personas sean afectadas (si es que la sociedad se interesa por ellos) y al mismo tiempo aplicar los desajustes de la división de trabajo, se les debe reasignar tareas, si eran cazadores ahora podrían ser constructores de viviendas, si eran cocineros ahora podrían ser maestros de escuela, es decir hacer una reconversión rápida para mantener la estructura de la división de trabajo en su dimensión necesaria.

Por otro lado la sociedad primitiva que estamos analizando debería tener en cuenta este fenómeno de desocupación debido a desajustes de la división de trabajo y dimensionar su sistema productivo con un pequeño excedente para que compense a los que hay quedado desocupados, es decir si los cazadores cazaban 5 venados al día para alimentar a 100 personas que están haciendo otras tareas productivas, podrían cazar adicionalmente un venado adicional por semana para los desocupados.

En nuestro modelo de sociedad primitiva hay 20 cazadores que tienen que entregar a su tribu 5 venados diarios para alimentar la población de 100 personas. Esa sería una distribución óptima de trabajo que habrían encontrado luego de varios intentos

En nuestro modelo de sociedad primitiva hay 20 cazadores que tienen que entregar a su tribu 5 venados diarios para alimentar la población de 100 personas. Esa sería una distribución óptima de trabajo que habrían encontrado luego de varios intentos

Cambios tecnológicos

La tecnología obedece a las necesidades de la sociedad, una sociedad donde hay ciudades, es decir grandes concentraciones de pobladores requiere de soluciones tecnológicas de distribución de agua, de alimentos, de transporte, etc. La tecnología va acompañada con el crecimiento de la población y el enfrentarse a una escasez de recursos frente a la demanda de la población.

El fenómeno de la escasez lo describiremos más adelante como un factor de la desocupación. Por el momento veamos un caso de desocupación debido a un avance tecnológico.

Digamos que en nuestra sociedad primitiva utilizan lanzas para la caza, pero debido a la habilidad creativa de algunos de sus miembros inventan la flecha que les proporciona múltiples ventajas tales como:

  • Mayor alcance en cuanto a la distancia de la presa.
  • Mayor velocidad del proyectil siendo más efectivo respecto a la huida de la presa.
  • Menos fuerza humana por tanto menos fatiga.
  • Mas pequeño para su transporte.
  • Mucha mas cantidad de proyectiles por persona, la lanza era solo una por persona y reutilizable.

Todas esas ventajas hacen que si antes eran necesarias 20 personas para cazar 5 venados por día, ahora solo son necesarios 15 personas para cazar lo mismo; eso conlleva a que se produzcan 5 desocupados en esa tribu.

En la tribu bajo estudio se ha inventado la flecha y esto permite cazar 5 venados diarios con solo 15 cazadores, lo cual, si se cumplen estrictamente las reglas de distribución de trabajo implica que habrían 5 cazadores desocupados

En la tribu bajo estudio se ha inventado la flecha y esto permite cazar 5 venados diarios con solo 15 cazadores, lo cual, si se cumplen estrictamente las reglas de distribución de trabajo implica que habrían 5 cazadores desocupados

¿Qué hacer al respecto?.

Una sociedad insensible y egoísta podría decir a los 5 desocupados “ustedes están demás, búsquense otra tribu”, lo cual veremos más adelante podría justificarse en casos de problemas de escasez.

Pero si los recursos de la tribu (espacio, animales de caza disponibles, etc.) son suficientes para que continúen esos 5 miembros en la tribu, simplemente corresponde hacer una redistribución de tareas; hay que tener en cuenta que con el uso de las flechas ahora es necesario menos cazadores pero para cazar la misma cantidad, es decir que hay suficiente alimento aún para los 5 desocupados, de tal manera que éstos podrían estar descansando el día entero y al final podrían recibir los bienes producidos por el resto de la población sin generar desequilibrio en la actividad económica; desde este punto de vista ese invento de las flechas ha sido oportuno y sirve para producir lo mismo con menos esfuerzo y la sociedad continúa funcionando. Pero se romperían las reglas de equidad si a esos 5 desocupados no se les asigna tareas y reciban gratis los bienes producidos por los demás.

La eventualidad de 5 cazadores parados (sin empleo) no tiene por qué perjudicar a nadie, con una redistribución de trabajo la producción de la tribu se puede mantener y en general los habitantes tendrían un mayor tiempo para otras actividades beneficiosas como la exploración, investigación medicinal, etc.

La eventualidad de 5 cazadores parados (sin empleo) no tiene por qué perjudicar a nadie, con una redistribución de trabajo la producción de la tribu se puede mantener y en general los habitantes tendrían un mayor tiempo para otras actividades beneficiosas como la exploración, investigación medicinal, etc.

La pregunta que surge de este caso es que si esa sociedad ha podido formar una división de trabajo eficiente digamos con 100 habitantes, produciendo exactamente lo necesario para esos 100 habitantes; por qué no podría ahora reorganizarse para producir lo mismo sabiendo que solo se necesitan 15 cazadores?. Entre tantas alternativas que podrían surgir, me parece que algo equitativo que se puede hacer es redistribuir los trabajos, y finalmente se van a continuar produciendo para 100 habitantes pero con menos esfuerzo general. Por ejemplo, de esos 5 desocupados uno de ellos continúa en el equipo de caza, eso va a generar que hay menos esfuerzo general de todos los cazadores en cazar los 5 venados diarios; por otro lado los otros 4 desocupados hacer lo mismo en las otras tareas para que el resto de la población continúa produciendo lo mismo pero con menos esfuerzo.

Esta nueva situación va a producir un tiempo ocioso de los pobladores que lo pueden aprovechar en:

  • Diversión, es decir disfrutar mejor de sus vidas.
  • Satisfacer sus instintos de curiosidad e investigación, lo cual puede servir para sus proyectos de supervivencia a largo plazo.
  • Explorar nuevos territorios, buscar nuevas fuentes de recursos.

Todo eso conlleva a un desarrollo.

Lo que sería contraproducente y absurdo sería que el invento de la flecha conlleve a 5 miembros de la tribu expulsados y expuestos a sobrevivir en situaciones de indigencia o de peligro, y que encima se les diera un discurso que es la oportunidad de sus vidas para desarrollarse, aunque podría ser cierto en situaciones de suerte a algunos de eso miembros, por ejemplo que uno de ellos emigre a otras tribus y encuentre una vida mejor en una tribu bien desarrollada que valora sus habilidades de cazador, pero por lo general sería la excepción.

De alguna manera cualquiera de las causas de la desocupación en esa sociedad tribal serían manifestaciones de lo que hemos descrito, es decir de variaciones en la población o avances tecnológicos. Hemos visto cómo se podría enfrentar a estos caso para el caso de esta tribu, luego extenderemos nuestro análisis a una sociedad moderna.

Previamente veamos una situación más de origen de la desocupación.

Escasez de recursos

Los recursos son, para nuestra sociedad tribal, la naturaleza, es decir:

  • Espacio disponible para vivir.
  • Bosque para ejercer la cacería.
  • Río o lago para proveerse de agua.
  • Un clima adecuado que permita vivir en condiciones adaptables para el cuerpo.
  • Geografía adecuada para protegerse de peligros como animales salvajes, tribus hostiles, desastres naturales.

Con el desarrollo de la estructura productiva de la sociedad los recursos serían más sofisticados tales como:

  • Mar cerca para la pesca.
  • Plantas adecuadas para fabricar herramientas de cacería.
  • Terrenos fértiles para la agricultura.
Un caso de escasez de recursos sería una severa sequía, el agua es indispensable para la vida, la falta de ésta para el total de la población de una sociedad produce una crisis en la misma.

Un caso de escasez de recursos sería una severa sequía, el agua es indispensable para la vida, la falta de ésta para el total de la población de una sociedad produce una crisis en la misma.

La cantidad adecuada de estos recursos tiene que encajar en las necesidades de la población; si, por ejemplo la población crece y el río disponible no es suficiente para sus necesidades dado que hay períodos de sequía, deben tomar medidas en buscar nuevas formas de abastecerse de agua, puede ser emigrando a un lugar donde hay un río más caudaloso que les permita tener buenas reservas de agua, o si los animales del bosque se están extinguiendo o alejando, deben buscar nuevos bosques o caminar mucho más para alcanzar presas.

Puede llegar una situación en la que a corto plazo no tiene los recursos suficientes para toda la población pueden tomar medidas de emergencia como las de un control drástico de natalidad, como ocurría y ocurre en tribus salvajes, el matar a los niños que nacen en un exceso de población; o en conquistar los territorios de una tribu vecina en una guerra tribal.

En todo caso la falta eventual de recursos conlleva también a la desocupación. Por ejemplo, regresando a nuestro ejemplo de la tribu de cazadores; llegan a una situación en la que no hay suficientes venados para cumplir su meta de 5 venados diarios, solo pueden cazar diariamente 3 venados y se toman medidas de racionamiento de alimentos, una redistribución de trabajos, y finalmente pueden quedar desocupados 5 cazadores. En esta situación la producción de esa sociedad tendría que reducirse ahora para una población de 95 personas en lugar de 100; en esta situación efectivamente esos 5 cazadores se quedarían sin posibilidad de reubicarse en otras actividades y necesariamente tendrían que emigrar.

En realidad la falta de recursos provocaría situaciones sociales de supervivencia críticas con víctimas inevitables.

Una de las maneras de enfrentar a este problema es lo que nuestras sociedades han estado efectuando hace muchos siglos. En el caso de nuestra sociedad tribal una solución sería justamente el invento de la flecha; si ese invento surge justamente cuando se presenta la situación de escasez de presas, las flechas podrían asegurar que se pueda mantener una cacería de 5 venados diarios (suponiendo que el mayor problema era la lejanía de éstos); esta ración aún manteniendo los 20 cazadores, no habría necesidad de desocupar a nadie ni expulsarlos de la tribu.

Si no fuera por los avances tecnológicos las sociedades hubieran colapsado con el crecimiento poblacional y la escasez de recursos, la teoría maltusiana es real, pero el factor tecnológico disminuye su impacto.

Una manera de afrontar la escasez de recursos es la tecnología, si no fuera por los avances tecnológicos nuestras sociedades se extinguirían ante el crecimiento poblacional y la escasez de recursos

Una manera de afrontar la escasez de recursos es la tecnología, si no fuera por los avances tecnológicos nuestras sociedades se extinguirían ante el crecimiento poblacional y la escasez de recursos

La tecnología contraproducentemente también podría atentar contra la supervivencia de los recursos naturales, cierto, una sociedad industrializada puede expeler una contaminación ambiental que puede afectar el sistema climático y ecológico.

Si la tribu no logra tener inventos como la flecha está condenada a una crisis ante una escasez de recursos y puede generase situaciones no solamente de desocupación sino de hambrunas y en el caso más extremo de extinción como pudo haberse producido con los primeros grupos humanos que intentaban salir del continente africano o con los mismos neardentales.

 

Ir a:

https://ciconcept.wordpress.com/sociedad/la-desocupacion/la-desocupacion-2/