División de Trabajo 3

28 Jul

3 DIFERENCIAS CULTURALES

 

El egoismo genético

 

                Si se observa la lucha frenética y salvaje por la supervivencia de los animales, podemos percatarnos de lo que significa el proceso de la evolución , dentro del cual sobrevive la especie que mejor se adapta al medio cambiante. El hombre, biológicamente hablando, no es más que una especie más, el cual tiene que matar animales, por ejemplo, para alimentarse; gracias al milagro de la inteligencia puede ser dueño de la naturaleza y disponer de cuanto ser vivo se encuentre en ella.

El gen egoísta produce la lucha entre especies por sobrevivir, el hombre no se escapa de estas leyes

Hay teorías que hablan del gen egoísta, lo que significaría que el proceso de la evolución tiene uno de sus factores a la presión por el predominio de los genes, cada cual trata de reproducirse lo más que pueda y anular al resto. Lo cierto es que en la naturaleza se puede observar que cada ser vivo, por instinto, lucha no solo por mantenerse con vida individualmente, sino también por reproducirse y asegurar la existencia de sus descendientes. Esto mismo ocurre con el hombre; y que debido a su naturaleza social, y la formación organizativa basado en la división de trabajo ha hecho posible que forme grupos, en un comienzo tribus, los cuales basados en el común interés por sobrevivir han establecido reglas de vida en conjunto. Sin embargo, este afán de vivir en grupo no tenía por qué ser extendido a toda la especie, sino solo al grupo cerrado de la tribu. La razón por la que cada grupo humano se asocia sin integrarse a otros puede tener un orígen en cómo se ha formado el hombre a partir del simio, las emigraciones, la dispersión natural de los primeros grupos humanos en busca de recursos de vida; haciéndose más compleja la diferenciación por las mutaciones genéticas y la formación de razas. Tal es así que cuando una tribu tropieza con otro, hay una desconfianza natural, no hay una historia común cotidiana que haga que los miembros de una tribu se identifiquen con los otros, por lo que cada cual prefiere mantener su organización interna y no integrarse.

La diversidad de tribus, en las circunstancias de escacés de recursos naturales, se vuelven rivales y luchan entre ellos con resultados que podrían haber sido el desplazamiento del perdedor, el exterminio o el dominio esclavizante. Lo cierto es que en este último caso, por ejemplo, la organización social resultante sería de un grupo dominante y un grupo dominado; el grupo dominante tendría una repartición privilegiada de los bienes producidos por ambos grupos, lo cual le permitiría sobrevivir con mayor seguridad y desarrollarse en actividades que le permitan descubrir mejores técnicas de producción de bienes y de satisfacción de necesidades.

Los grupos humanos desarrollados separadamente al encontrarse con sus diferencias culturales no se sienten identificados como un mismo grupo humano sino como sociedades extrañas entre sí y de por sí enemigas

El factor cultural

 

                La  ley de la supervivencia del mas fuerte es básica dentro de las relaciones tribales, se forman sociedades esclavistas donde el grupo dominador impone sus reglas y mantiene una situación de privilegio para poder garantizar su supervivencia; no interesaría en ese caso que haya una extinción del grupo dominado, con tal que no lo haya en el dominante.

El caso de una convivencia de grupos humanos, con separación territorial e intercambio comercial y cultural, solo es posible si no hay una situación de severa escacés de recursos naturales en alguno de estos grupos, y que además se hayan presentado factores históricos, lucha contra enemigos comunes, intereses comunes para afrontar algún desastre natural, etc. que permita la convivencia. Como sucede en la actualidad, cada sociedad tratará de resolver sus problemas  internos y aceptará reglas de mutuo respeto con las otras sociedades.

La cultura es una característica que identificará y dará personalidad a un grupo social. La cultura es el resultado de un largo desarrollo de una sociedad, que se va transmitiendo y evolucionando de generación en generación. La manera cómo un grupo social ha sobrevivido ha formado una serie de conocimientos, muchos de éstos guardados celosamente, que garantiza que esa sociedad siga sobreviviendo; no se pueden desechar fácilmente los conocimientos que se han plasmado en creencias religiosas, leyes, costumbres y técnicas de producción. A los factores genéticos, que hacían posible la identificación de los miembros de una sociedad en base a la semejanza racial, se agrega el factor cultural, que por encima de la semejanza física implica una semejanza de costumbres, creencias, y conocimientos que hará posible la cohesión de los miembros de una sociedad.

La cultura puede ser un elemento integrador, un grupo dominante puede imponer su cultura y hacer desaperecer la cultura del grupo dominado, y que si se supera la influencia del factor racial, el grupo dominado puede ser integrado al grupo dominante. La historia está lleno de ejemplos de este tipo.

Pero no es fácil hacer desaparecer la cultura de una sociedad, es algo tan arraigado al  instinto de supervivencia del individuo, que difícilmente aceptará cambiarlo; mientras se es parte de un grupo social, se es parte de su cultura.

Sin embargo, la cultura sigue su evolución, se va haciendo universal, y va imponiendo poco a poco reglas generales de convivencia entre grandes sociedades. La cultura es un factor clave para la supervivencia de la misma humanidad.

Por el momento nos encontramos divididos por las distintas “culturas” de cada sociedad, muchas de ellas propiciando diferencias irreconciliables; pero no se puede esperar que ésto se mantenga por siempre, la evolución del conocimiento humano y su necesidad de supervivencia creará elementos de unión, donde se descarten las diferencias y se vayan aceptando las verdades que por su propio peso se impongan. La cultura puede imponerse por sobre nuestras ascentrales diferencias genéticas. Incluso, si se diera el caso de un desarrollo de la ingeniería genética, un dominio del hombre por sobre los factores genéticos, se llegaría a una situación tal donde las diferencias raciales sean algo obsoleto.

La sociedad norteamericana es la continuación del desarrollo cultural europeo en un ambiente de mayores recursos naturales y extensión territorial. No por ser una nación joven tenga menos desarrollo, en realidad parte de un desarrolo previo de la herencia europea.

La cultura es elemento clave en el desarrollo de una sociedad, es el resultado de la experiencia de una generación que se transmite a la siguiente y se va acumulando generación tras generación. Nosotros podríamos pensar, por ejemplo, que un país es más desarrollado que otro por que tiene más años o siglos de desarrollo; pero nos preguntaríamos ¿cómo Estados Unidos de Norteamérica es un país bien desarrollado sin tener la antiguedad de un país asiático, europeo o africano?. La respuesta es que la sociedad que conforma este país es heredera de la cultura europea, y si a ésto le añadimos los factores favorables en cuanto a recursos naturales territoriales, se tiene el desarrollo que se tiene. Al final de cuentas, la cultura europea continuó su desarrollo en América.

CONTINÚA … https://ciconcept.wordpress.com/sociedad/la-division-de-trabajo/division-de-trabajo-4/

ATRÁS … https://ciconcept.wordpress.com/sociedad/la-division-de-trabajo/division-de-trabajo-2/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: